Palitos o sticks sweet&salt y bocaditos de queso, aperitivos delicatessen…

Unos sticks dulces y salados, y unos bocaditos de queso, ideales para aperitivos o acompañamiento delicatessen. Con las mezclas orgánicas MaBAKER® puedes hacer también aperitivos con encanto:

  • Palitos salados especiados:
  1. Sigue las instrucciones de la mezcla Pan Country White o Pan Campesino y añade Mix de Pipas MaBAKER®. ¡Ojo! Utiliza programa 6 o «Dough», que te deja la masa a punto pero no hornea.
  2. Extrae la masa. Para hacer los palitos, amasa para aplanar y corta tiras longitudinales con un cuchillo.
  3. Espolvorea las especias que quieras, por ejemplo pimentón, ajo, comino en polvo, tomillo, romero o un poco de pimienta… Lo que más te inspire.
  4. Moldea un poco las tiras a modo de tornillo, cogiéndolas por los extremos y enrollándolas ligeramente, sin más. Y deja caer un fino chorrito de aceite de oliva por encima de los palitos para que doren y estén todavía más sabrosos.
  5. Coloca los palitos sobre papel vegetal en una bandeja de horno. Y con el horno precalentado a 180º, hornéalos durante unos 15 minutos, hasta que estén ligeramente dorados.
  • Palitos dulces de chocolate:
  1. El mismo proceso que para los palitos salados, solo que sin añadir especias ni aceite, porque se hornean sin nada. Si los quieres con un color más dorado y brillante, los puedes pintar con yema de huevo (batido previamente).
  2. Una vez fríos, baña los extremos de los palitos en chocolate fundido, espolvorea sésamo, y déjalos enfriar sobre papel vegetal hasta que se endurezca el chocolate.
  • Bocaditos de queso:
  1. Mismo proceso también. A la mezcla de pan se le puede añadir Cebolla Deshidratada orgánica en escamas MaBAKER® y Mix de Semillas orgánicas MaBAKER®.
  2. Una vez extraída la masa de la cubeta, se hacen las bolitas, introduciendo en su interior un cubo de queso (emmental, por ejemplo), antes de cerrar de nuevo las bolitas.
  3. Si tienes tiempo es preferible dejar las bolitas reposar media horita más cubiertas con un paño de algodón. Así crecerán un poco más y quedarán más esponjosas.
  4. Pinta las bolitas con aceite de oliva virgen extra o huevo batido, espolvorea un poco de romero o tomillo y queso rallado o laminado.
  5. Con el horno precalentado a 180°, hornea de 15 a 18 minutos, hasta que la corteza esté ligeramente dorada.
  6. Deja que se enfríen antes de consumir para que seque bien la miga y pierda su humedad. También se pueden dejar las bolitas sin rellenar de queso, y después hacer unos bocaditos rellenos al gusto como los que te mostramos en la última foto. Tan solo déjalas enfriar antes de cortar para rellenar.

 

VISITA LA TIENDA

OTRAS IDEAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *